Arte Urbano

Los grafitis en los muros de la Tabacalera

El término proviene del italiano graffiti y significa marca o inscripción, mayormente inscripciones arqueológicas. Las inscripciones se modernizaron, utilizan ahora una infinidad de colores y ocupan espacios cada vez más amplios. El grafiti está de moda, en las ciudades y alrededores, y, por eso, se pueden observar algunas maravillosas obras de arte al aire libre. Salvo algunas, no pocas, excepciones, se agradece que esté de moda. En este caso se agradece mucho este proyecto que da un aire artístico, y de reflexión social y política, a una calle de Madrid.

DSC01538

DSC01566

La Tabacalera, es un espacio que valora la creación y difusión de un mundo cultural alternativo, donde no resida la convencionalidad institucional del arte. Dentro de este pensamiento, ha adoptado el grafiti como uno de sus miembros. Tanto por dentro como por fuera de sus instalaciones.

En los muros exteriores de la Tabacalera podemos apreciar desde mayo una exposición de grafitis que se han realizado debajo de un proyecto denominado “Muros”. Varios espacios vacíos de los muros fueron rellenados por obras de varios artistas. 32 artistas, 27 intervenciones realizadas entre el 5 y el 14 de mayo de 2014, y el objetivo de transformar el entorno de este espacio auto gestionado en algo más agradable que muros grises sin nada que contar a la gente que por la calle pasaba. “Muros es un proyecto anual que busca la recuperación de los muros del perímetro exterior con el objetivo de convertirlos en espacios de arte para disfrute de todos los ciudadanos”. Esta edición de Mayo de 2014 fue la primera edición de un proyecto que se pretende anual.

DSC01531

DSC01555

DSC01551

¿Serán los grafitis ilegales, violación del espacio público, polución visual? Las respuestas a estas preguntas, positivas o negativas, estarán seguramente relacionadas con el tipo de pintura creada en el muro. Hay pinturas, grafitis, que nos hacen más felices, que transforman las ciudades en espacios más libres, más artísticos, más plurales. Cuando una pared se llena de arte producido con principios y calidad, es casi imposible que no ilumine calles que eran antes bastante “oscuras”.

DSC01547

Volveremos a esta temática en el futuro, pero, de momento, se recomienda un paseo alrededor de la Tabacalera. Precio: los ojos abiertos y los sentidos con hambre.

Anuncios